Los Orígenes

Vicente, el tercero de seis hijos de Juan de Paúl y de Beltrana de Mora, nació el año 1581 en una región pobre del suroeste de Francia. Sus padres eran campesinos y pastores que poseían unas tierras donde cultivaban mijo y habichuelas y pastoreaban su ganado; vacas, cerdos, gallinas y  patos.

La vida de la familia de Paúl era dura, los trabajos mucho y la comida escasa. Lo cuenta Vicente mucho años después: “Los jóvenes al volver del campo muy cansados y sucios del trabajo descansan un poco. Con frecuencia han de hacer tareas asignadas por sus padres. Obedecen a pesar del cansancio y la suciedad de su ropa”.

Estudios

Los padres de Vicente, viendo que tenía agudeza e inteligencia, decidieron ponerlo a estudiar para que, ordenado sacerdote, pudiera ayudar a los suyos. Por eso le mandaron a la escuela de Dax. La escuela estaba dirigida por los Padres Franciscanos, seguidores de San Francisco de Asís, que tuvo gran estima por la virtud de la pobreza. Sin duda los maestros le hablaron a Vicente acerca de sus orígenes, aunque los alumnos, y también a Vicente, no le gustara mucho lo de la pobreza.

El objetivo de la escuela de Dax era preparar a los alumnos para estudios superiores enseñándoles incluso latín. Por aquella época todos los asuntos de la iglesia, las leyes y la medicina eran ensañados en latín y la mayoría de los libros se escribían en esa misma lengua. En dos años Vicente sabía leer y escribir en latín y estaba preparado para los estudios del sacerdocio.

Por aquellos días no había seminarios en Francia, ni mayores ni menores. Los candidatos al sacerdocio entraban a un Colegio o a la Universidad para hacerse con los estudios  necesarios.  El Obispo de Dax aceptó a Vicente como candidato a las órdenes, les entregó la sotana y le cortó el pelo – la tonsura – a la manera de los clérigos. Tenía entonces  quince años.

Vicente se decidió a estudiar en la universidad de Tolosa ciudad importante del Sur de Francia. Su padre, de acuerdo con esa decisión, pago los estudios del primer año con la venta de unos bueyes, señal clara de que no era rico. Además, como última voluntad, pidió que la familia hiciera lo posible por los estudios de Vicente. Este comenzó sus estudios en Tolosa el año 1597 y su padre murió un año después.

​”Recordaba hace unos momentos que, cuando era un muchacho, cuando mi padre me llevaba con él a la ciudad, como estaba mal trajeado y era un poco cojo, me daba vergüenza ir con él y reconocerlo como padre”.

Inicio  Sacerdotal

 Vicente de Paúl se ordeno el 23 de septiembre de 1600, Ordenado sacerdote podría recibir beneficio pastoral con sus debidos ingresos. Eso era lo ordinario por aquellos tiempos. La gran sorpresa es que Dios dispuso que nunca, durante los diez próximos años, Vicente recibiera un solo trabajo pastoral. Continuó sus estudios en Tolosa hasta conseguir su diploma de teología en el año 1604.

La fe de un hombre maduro

Cuando Vicente llegó a París empezó a ocuparse de su vida espiritual. Comprendió que aunque no había sido malo, había vivido su vida a lo mundano presentando poca atención a su fe. Escoge a Pedro Berulle, como director espiritual. Berulle había puesto en Francia los fundamentos de los Oratorianos, el grupo de San Felipe Neri. Los Oratorianos estuvieron entre los mejores promotores de la reforma de la Iglesia católica en Francia.

Tentación de la fe

Se vio afectad por muchas dudas sobre la religión, hasta llegar a no poder rezar ni siquiera el Credo, ni tampoco expresar su fe en palabras. Muchos cristianos necesitan pasar este tipo de prueba, la llamada “noche del alma”. Esta oscuridad hace más firme la fe, aunque atormenta a los creyentes.

Párroco por Primera vez

Vicente tomó posesión de la Parroquia Clichy en mayo de 1612 con un triple plan de reperar la iglesia parroquial, aumentar la recepción de los sacramentos de la reconciliación y la eucaristía y fomentar la educación de los jóvenes que desearan entrar al sacerdocio. Arregló la iglesia muy bien, con un poco de dinero propio y algo que pidió a los ricos y a sus amigos; ninguno se negó.

Conoció al Señor

Los viajes por las tierras de los Gondi llevaron a Vicente a un conocimiento de primera mano de las lastimosas condiciones de vida materiales y espirituales de la población campesina, y también del clero parroquial que les atendía con serias deficiencias. Esta experiencia y su propia evolución espiritual, cuyos perfiles exactos nos son poco conocidos, le llevaron a un decisión irrevocable de dedicar su vida sacerdotal, no a la promoción social de su familia o a la suya propia, cual había sido el caso hasta entonces, sino a la evangelización y redención de la población campesina y a la formación de sus sacerdotes.

A partir de esa decisión la vida de Vicente mantiene hasta su muerte a los ochenta años, en 1660, una línea constante de dedicación a la redención espiritual y material de los pobres.

Su visión, limitada en sus comienzos a la población campesina, se fue ampliando progresivamente hasta incluir condenados a galeras, enfermos pobres, niños abandonados, soldados heridos, esclavos, ancianos desamparados, mendigos, refugiados de guerra o nativos paganos de Madagascar. Movilizó para ello a sacerdotes (Congregación de la Misión, Conferencias de los Martes), a hombres y mujeres de la nobleza, de la burguesía y del pueblo llano (cofradías parroquiales de caridad y Damas de la Caridad), a jóvenes campesinas (Hijas de la Caridad); a todos ellos intentó contagiar con su propia visión del Evangelio y su experiencia cristiana, basada en las palabras mismas de Jesucristo en el Evangelio de san Lucas: “El Señor me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los cautivos, la vista a los ciegos, la libertad a los oprimidos”.

 Fundaciones de San Vicente de Paúl

  • 1617 Cofradía de la caridad hoy conocido AIC.
  • 1625 Congregación de la misión o Padres Paúles.
  • 1633 Hijas de la Caridad.

Misión

El gran ideal del P. Vicente de Paúl era la renovación de la iglesia católica de Francia. Pero sabía que la Iglesia es una institución universal enviada por el señor al mundo entero. Por ello valoraba en gran manera la posición del Santo Padre dentro del sistema eclesial y sostenía que el Papa era el primer responsable de enviar a los misioneros. También tenía admiración por San Francisco Javier. El P. Vicente envió misioneros a Italia, Polonia, Escocia, Argel y Madagascar y estaba pensando en las misiones de la China, Arabia y la India.

Muerte

En agosto del año 1660 se vio obligado a dejar de decir la santa misa por sí sólo y los cohermanos le transportaban cada día en una silla a la capilla de la casa para participar de la eucaristía. Siguió empeorando y uno de los misioneros tomaba nota del curso de la enfermedad. El 26 de septiembre, recibió la unción de los enfermos y murió a la cinco menos cuarto de la mañana del 27, estando vestido y recostado en un sillón sobre un almohadón. El P. Vicente de Paúl había pasado por su calvario y entrando en los cielos para permanecer por siempre en la presencia de Dios para socorro de los pobre de este mundo.

Virtudes de San Vicente de Paúl

  • Sencillez
  • Humildad
  • Mansedumbre
  • Mortificación
  • Celos por las Almas

 Frases de San Vicente

  • El amor es inventivo hasta el infinito.
  • Los pobres son mi peso y mi dolor.
  • El ruido no hace bien; el bien no hace ruido.
  • La perfección no consiste en la multitud de cosas hechas, sino en el hecho de estar bien hechas.
  • Dios ama a los pobres y por consiguiente a quienes aman a los pobres
  • Denme un hombre de oración, y será capaz de todo.

La familia Vicentina de Hoy

Siguiendo el legado de San Vicente a través de los tiempos se han creado nuevos grupos y asociaciones, Ramas de la familia Vicentina:

Asociación Internacional de la Caridad (AIC) – Fundada por San Vicente de Paúl en el año 1617.

Congregación de la misión o Padres Paúles (CM) – Fundada por San Vicente de Paúl en el año 1625.

Compañía Hijas de la Caridad (HC) – Fundada por San Vicente de Paúl en el año 1633.

Juventud Mariana Vicente (JMV) – Nacida por deseo de la virgen en 1830 con la primera aparición de la Virgen a Santa Catalina Labouré

Asociación de la Medalla Milagrosa (AMM)   – Nacida por la segunda aparición de la Medalla Milagrosa a Santa Catalina Labouré.

Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP) – fundada en el 1833 por Federico Ozanam y un grupo de jóvenes.

Misioneros Seglares Vicentino (MISEVI) – Creados por los JMV de España adultos 1997 surge la primera comisión Gestora de MISEVI.

Existen más ramas de la Familia Vicentina en diferentes partes del mundo, según la necesidad del país en que se encuentre. En República Dominicana también se encuentra Asociación de Maestro Vicentinos AMAVI  – Formados por profesores laicos en acompañamiento a las hijas de la Caridad en el 2002.

 

Fuente: Ranyel Paula Comunicación Social JMV Dominicana