Película Camino a Higuey

Hoy celebramos el 45º Aniversario de la dedicación de la Basílica-Catedral Nuestra Señora de la Altagracia, la dedicación es la primera celebración donde se dedica a Dios y se bendice por un obispo el lugar donde se celebraran muchas misas, después de inaugurada la arquitectura de un templo.

Todos los ritos de la solemne dedicación de una iglesia tienen por finalidad preparar el altar para disponerlo a ser ara y mesa del Señor, el lugar donde se celebra la Eucaristía que es el sacramento del sacrificio de Cristo y el alimento del pueblo de Dios.

El Antiguo Santuario, que ya cumplió quinientos años de construido, se hacía ya pequeño para la gran cantidad de devotos que se acercaban a él, para rendir homenaje a la que consideran la Madre y Protectora del Pueblo Dominicano.

Se hacía necesaria, pues, la construcción de uno nuevo que significara la importancia de la devoción a la Virgen bajo el título de la Altagracia no solo al pueblo dominicano, sino también al haitiano y a otras personas que, de diversos países, desean visitarla en el templo dedicado a ella.

En 1947 fue anunciado un Concurso Internacional para que los arquitectos de cualquier parte pudieran presentar un proyecto para dicho fin.

Fueron muchos los que se presentaron, y la decisión del Jurado, en 1949, fue que el proyecto de los arquitectos franceses André-Jacques Dunoyer de Segonzac y Pierre Dupré había sido elegido como ganador del Concurso.

La obra comenzó en 1954 y duró diecisiete años. La Basílica actual fue inagurada el 21 de enero de 1971. Los arquitectos que realizaron la construcción fueron los fraceses A. Dunover de Segonazc y Pierre Dupré.

Está basílica fue construida para reemplazar al antiguo santuario construido en 1572.

Este monumento religioso lleva el nombre de la Virgen de la Altagracia, patrona del pueblo dominicano.

Pelicula Camino a Higuey

En él se exhibe un cuadro de la virgen de 33.5 centímetros de ancho por 45 centímetros de alto. La pintura es de la escuela española y se cree que data de finales del siglo XV o principios del siglo XVI. El marco que sostiene la imagen es de oro y piedras preciosas. Fue elaborado en el siglo XVIII.

Existen dos historias sobre el cuadro de la virgen. Por un lado se cree que el cuadro fue traído a la isla en 1502 por los hermanos Alfonso y Antonio Trejo procedentes de España. Cuando los hermanos Trejo se mudaron a Higüey donaron la imagen a la parroquia local.

La otra historia, que es la más aceptada por el pueblo, cuenta que una niña le pidió a su padre, que iba de viaje a la ciudad, que le trajése un cuadro de la Virgen de la Altagracia. El padre buscó el cuadro en la ciudad, pero nadie conocía a esta virgen. De vuelta a su hogar pasó la noche en una casa donde comenta en la cena el encargo de su hija. Un viejo sacó de su bolsa un pequeño lienzo enrrollado y le dijo que eso era lo que buscaba, era la Virgen de Altagracia. El viejo que le entregó la virgen desapareció.

El 12 de octubre de 1970 el gobierno dominicano declaró la Basílica Monumento Nacional y el 17 de octubre el Papa Pablo IV la declaró Basílica Menor. Pasa a ser catedral de la Diócesis de Higüey el 15 de agosto de 1972.

La Basílica es una gran escultura gris en forma de cruz latina. La puerta de entrada es de bronce con un baño en oro de 24 kilates y fue bendecida por el Papa Juan Pablo II en Roma. Tiene un campanario con 45 campanas de bronce.

Se encuentra en la Diócesis de La Altagracia en Higüey (provincia La Altagracia), República Dominicana.

Fuente: mundodominicano.net