El Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa.

VATICANO. El Papa Francisco destacó la importancia de que haya unidad entre las parroquias y los sacerdotes con su Obispo y con las estructuras diocesanas, así como la importancia de la comunión de estas con la Iglesia universal.

El Pontífice se expresó así ante los participantes en la Asamblea Internacional de la Confederación Unión Apostólica del Clero, a quienes recibió en el Palacio Apostólico del Vaticano este jueves 16 de noviembre.

En su discurso, Francisco defendió que, en el papel del pastor en la Iglesia particular resulta esencial una “espiritualidad diocesana” que sea reflejo de la “comunión trinitaria”, la cual es el “principal modelo de referencia para la comunidad eclesial”.

Para ello, es imperante la necesidad de que la Iglesia particular se sostenga en la Diócesis: “Una Iglesia particular tiene un rostro, un ritmo y una decisión concreta a la que debe servir con dedicación cada día testimoniando la sintonía y la unidad vivida y desarrollada con el Obispo”.

“El camino pastoral de la comunidad local –continuó el Papa– tiene como punto de referencia imprescindible el plan pastoral de la Diócesis, a la cual se deben ceñir los programas de las asociaciones, de los movimientos y de cualquier grupo particular”.

Francisco destacó que “la dedicación a la Iglesia particular debe expresarse siempre como un aliento mayor que la sitúe en sintonía con la vida de toda la Iglesia. La comunión y la misión son dinámicas correlativas”.

Tomado de ACI PRENSA.