Iglesia Católica realiza Solemne Eucarística para realizar imposición del Palio Arzobispal a Mons. Francisco Ozoria Acosta, agradece por el Servicio en el país de Mons. Jude Thadeus Okolo y por los 50 años de Sacerdocio de S.E.R  Mons Pablo Cedano Obispo Emérito.

Santo Domingo, 2 de Julio del 2017. El Nuncio apostólico de Su Santidad Mons. Jude Thadeus Okolo, impuso este domingo 2 de julio a S.E.R. Mons. Francisco Ozoria Acosta el Palio Arzobispal que entregó el Papa Francisco en el mes de junio en la Basílica de San Pedro del Vaticano como arzobispo metropolitano de Santo Domingo.

La imposición del palio tuvo lugar en una Solemne eucaristía en la Catedral Primada de América en ocasión de la celebración de San Pedro y San Pablo, a la que asistieron todos los obispos del país, acompañados de sacerdotes, diáconos, religiosas y religiosos de las diferentes Diócesis.

El palio es una cinta o banda de lana blanca de oveja que representa “la comunión de la sede metropolitana, en este caso Santo Domingo, con la sede de Pedro, en Roma, así como la comunión de los Obispos de la Provincia Eclesiástica con la Iglesia universal presidida por el sucesor de Pedro, en este caso el Papa Francisco”.

El Palio se coloca sobre la casulla y rodea los hombros, en forma de collarín, con dos apéndices que caen sobre el pecho y la espalda. Incorpora, además, seis cruces negras bordadas, una en cada hombro, dos más por delante y otras dos por detrás.

“El Palio es signo, vínculo y compromiso de comunión, que es el núcleo y la esencia de la Iglesia y sin esa comunión presidida por el Papa, que nos confirma en la fe y en la caridad, y nos alienta en la esperanza, no hay Iglesia”, pues avivar y fortalecer la comunión es una tarea y exigencia de siempre, una necesidad especialmente sentida en los tiempos que vivimos.

Durante mucho tiempo, la imposición oficial del palio se celebraba en la misa de los santos Pedro y Pablo, en un rito en el que los nuevos arzobispos nombrados en el último año acudían delante del Pontífice, se arrodillaban ante él y recibían el palio, uno a uno.

Ahora, según el nuevo procedimiento, los nuevos arzobispos “reciben el palio en privado, de manos del Pontífice tras concelebrar con él una eucaristía en la Santa Sede, mientras que la imposición se realiza más adelante, en sus diócesis de origen por parte de los nuncios apostólicos, en calidad de representantes del Papa.

En esta celebración además tuvo lugar la despedida del Nuncio Apostólico Jude Thadeus Okolo quien fue por su servicio en el país esto al ser Mons. Okolo designado como Nuncio Apostólico en Irlanda por el Papa Francisco.

Fue también motivo de esta fiesta la celebración de los cincuenta años de sacerdocio (Bodas de Oro) de S.E.R. Mons. Pablo Cedano Obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

Fuente: Nota de prensa del Arzobispado de Santo Domingo.