La Guerra de la Restauración es una de las gestas patrióticas dominicanas más importantes. Este 16 de agosto celebramos un aniversario más de la Restauración de nuestra independencia nacional.

La Guerra de la Restauración fue una guerra llevada a cabo en Santo Domingo desde 1863 hasta 1865 entre los dominicanos y España, que el conservadurismo dominicano había invitado de nuevo a tomar posesión del país 17 años después de la Guerra de Independencia contra la República Haitiana y 42 años después de que los habitantes de la parte oriental se declararan independientes de España. El conflicto terminó con una victoria dominicana debido a la retirada de las tropas españolas tras las Cortes ordenar su repliegue, debido a que los costes de la guerra eran muy altos y no necesitaban el territorio.

 

 

El Grito de Capotillo

El grito de Capotillo, ocurrido el 16 de agosto de 1863, fue una acción armada promovida por 14 revolucionarios con la que se iniciaron las hostilidades entre las tropas españolas y el ejército restaurador que culminó, dos años más tarde, con la proclamación formal de la segunda independencia dominicana.

El 15 de Agosto de 1863 en La Visite, cerca de Ouanaminthe (Juana Méndez), en territorio Haitiano, se reunieron los coroneles Santiago Rodríguez, José Cabrera y Benito Monción, el capitán Eugenio Belliard, Segundo Rivas, Alejandro Bueno, Palilo Reyes, el abanderado Juan de Mata Monción, el español Angulo, quien hacía la corneta, el artillero San Mézquita, Tomás Aquino Rodríguez, Sotero Blan, Juan de La Cruz Alvarez y un soldado desconocido; mientras del otro lado de la frontera, en territorio dominicano esperaban otro grupo de patriotas entre los que se encontraban Juan Antonio Gaspar Polanco y Antonio Pimentel.

Los que estaban en Haití cruzaron la frontera el 16 de agosto y tomaron posesión del cerro Capotillo español, donde se enarboló la bandera dominicana al son de una diana y con redobles de tambores.

Con esta acción se inició un llamamiento a las armas, que inmediatamente fue respondido por los campesinos de la región que una vez más abandonaban sin titubear sus hogares y sus familias para defender el suelo nativo.

El mariscal La Gándara había sido enviado al país por la corona Española, en sustitución de Pedro Santana. Su partida, junto con sus tropas, marcó el fin de la revolución por la restauración y marcó el inicio de lo que se llamó La Segunda República.

Es importante destacar que el General Gregorio Luperón, fue el principal héroe de esta gesta restauradora, debido a la forma organizada y decidida con que condujo a sus tropas.

Video: El grito de Capotillo

 

Aviso del Ministerio de Trabajo

El Ministerio de Trabajo reitera a toda la colectividad empresarial y trabajadora del país, que la festividad del “Día de la Restauración”, que se celebra el miércoles 16 de agosto, es inamovible, por lo que será día No laborable.

Con esta medida se da cumplimiento a la Ley 139-97, sobre la aplicación de los días feriados. El Ministerio informa, que la clase trabajadora debe reintegrarse a sus labores cotidianas el jueves 17 del mismo mes.

La celebración de estas fechas, de conformidad con lo establecido por la legislación dominicana, deberá ser aplicada en todos los establecimientos de la República Dominicana.

En aquellas empresas, que por su naturaleza deben permanecer abiertas al público, los trabajadores deben recibir una remuneración adicional, de acuerdo a lo establecido en el Código de Trabajo.

Nota aclaratoria: “El 16 de agosto, no se traslada por disposición de la sentencia No.14 del 20 de febrero del año 2008 de la “Suprema Corte de Justicia”.

Fuente: periodikidto.com, Ministerio de Trabajo y Educando.