La Constitución de la República Dominicana fue promulgada por primera vez el 6 de noviembre del año 1844 en San Cristóbal. Se ha reformado en diferentes ocasiones. En total 39 veces y 33 de esas se hicieron para la reelección presidencial.

En esta Carta Magna o ley de leyes  está amparado el derecho a la vida humana “desde la concepción hasta la muerte”

Juan Pablo II nos recordaba que la vida es una realidad sagrada que se nos confía para que la custodiemos con sentido de responsabilidad y la llevemos a perfección en el amor.

“Valorar la vida como propiedad de un ser digno implica crear las condiciones para su desarrollo.”

Como país hacemos bien cuando protegemos la vida de los más indefensos ante todo, porque un no nacido es la gestación primera del ser humano.

Fueron muchos los debates que se generaron en torno a este artículo 37 y que, gracias a Dios, terminaron en una ocasión para cuidar de manera responsable toda vida.

Cómo dominicanos celebremos este acontecimiento que debemos continuar defendiendo porque es un camino de desarrollo, de tomar en cuenta a la ciencia y de amor a nuestra gente.