El Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa – Imagen referencial: Wikipedia Calle amanecer CC-BY-SA-3.0)

VATICANO. El Papa Francisco recordó la postura de la Iglesia en relación a la eutanasia al asegurar que “es siempre ilícita porque propone interrumpir la vida procurando la muerte”.

El Papa hizo esta afirmación en un mensaje al Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, Mons. Vincenzo Paglia así como a los participantes del Encuentro Regional Europeo World Medical Association, que analiza estos días el sentido de la vida.

El Papa aseguró que las preguntas sobre el sentido de la vida terrena “son cuestiones que han interpelado siempre a la humanidad, pero hoy asumen formas nuevas por la evolución de las conciencias y de los instrumentos técnicos hechos realidad gracias al ingenio humano”.

“La medicina, en efecto, ha desarrollado una mayor capacidad terapéutica, que ha permitido acabar con muchas enfermedades, mejorar la salud y prolongar el tiempo de la vida”.

También es posible “prolongar la vida en condiciones que en el pasado no se podían ni si quiera imaginar”. Sin embargo, estas intervenciones en el cuerpo humano “pueden sostener funciones biológicas que sean insuficientes o incluso sustituirlas, pero esto no equivale a promover la salud”.

Francisco recuerda que el Papa Pío XII afirmó que “no es obligatorio emplear siempre todos los medios terapéuticos potencialmente disponibles, y que, en casos determinados, es lícito abstenerse”.

Por tanto, “es moralmente lícito renunciar a la aplicación de métodos terapéuticos o suspenderlos, cuando su intención no corresponde al criterio ético o humanístico que vendrá definido como ‘proporcionalidad de los cuidados’”.

Tomado de ACI PRENSA.