Santo Domingo, DN.- Este pasado sábado 28 de octubre del 2017 en el Colegio Calasanz se convocaron a los sacerdotes, diáconos y laicos comprometidos en sus comisiones y zonas pastorales desde las 8am hasta las 2pm al encuentro de pastoral de la arquidiócesis de Santo Domingo con el tema del 2018 “Un pueblo en misión fortalecido por la Eucaristía, prepara la II etapa del Plan Nacional de Pastoral, con oración, reflexión y empoderamiento de todos” cerrando la 1ra etapa del tercer plan de pastoral y dando inicio a un año de celebraciones y espacios de reflexión para entrar a la 2da etapa del tercer plan pastoral el lema para promover es “Con la Eucaristía fuente de comunión, impulsamos la misión”.

Inició a las 8:00am con el registro por zonas pastorales, luego se pasó al salón del colegio Calasanz para un momento de oración y reflexión donde también se presento a los participantes por vicaria episcopales territoriales y el Distrito Nacional.
Durante el encuentro se hizo una evaluación general dirigida por el Rev. Padre Pedro Vásquez arcipreste de la zona Villa Mella Guaricano, partiendo de las evaluaciones por comisiones pastorales, donde se sometió a votación y se concluyó un resumen por directrices (organizacional, espiritualidad, formación, comunicación, acción social).

La Meta del 2018 para la arquidiócesis de Santo Domingo que se concluyo fue: “El pueblo de Dios en misión, fortalecido por la Eucaristía, camina hacia la segunda etapa del su Plan Arquidiocesano de Pastoral con oración, reflexión y participación de todos:
1. Prepara la Celebración de los 525 años de la primera Eucaristía en nuestra tierra.
2. Elabora en 5 momentos la segunda etapa de su plan arquidiocesano de Pastoral.
3. Promueve la organización que facilita la coordinación, la integración y la participación.
4. Fortalece sus procesos formativos para la acción pastoral.
5. Impulsa el uso eficaz de los medios de comunicación a favor de la evangelización.
6. Incentiva los valores en la familia, en la educación y en la sociedad.
7. Impulsa la Pastoral de la niñez, la adolescencia y la juventud, que garantiza el presente y futuro de la iglesia
… Para hacer visible el reino de Dios”.

Mons. Daniel Lorenzo Vargas explicó algunos cambios que ya se están realizando en las Vicarias episcopales territoriales y el distrito nacional desde las estructuras pastorales, explico que el 2018 se enfocara en 5 momentos y el eje transversal y espiritual es celebración de los 525 años de la primera Eucaristía en América también menciono el itinerario de evangelización y la importancia de sus acciones; partiendo de ese espacio de reflexión que puso en marcha el trabajo por comisiones pastorales para que trabajen las metas y se pongan de acuerdo cuando terminaran de programar en su comisión antes de diciembre.

Este encuentro culminó con una celebración eucarística presidida por el Arzobispo Metropolitano de la arquidiócesis de Santo Domingo Mons. Francisco Ozoria Acosta y les acompañaron sus obispos auxiliares y Vicarios pastorales, junto a los sacerdotes, diáconos y pueblo de Dios reunido.

En la Homilía Mons. Francisco Ozoria Acosta dijo que en ¨la arquidiócesis de Santo Domingo estamos llamados hacer crecer la iglesia de Jesucristo, tenemos que dar señales de ser iglesia de Jesucristo, en dos característica: una es la apostolicidad demostrándolo, la otra es que está llamada a la unidad, tenemos que ser uno; el mundo de hoy requiere que la unidad de la iglesia se vea en nosotros. Muchos medios, instituciones, Estados en el mundo, quieren dividir la iglesia, nosotros tenemos que defender la unidad, Cristo unifica la iglesia con su Espíritu Santo y proyectar la unidad en todos los medios. Si no somos un signo de unidad, quiere decir que estamos contrario a lo que Jesús quiere con su iglesia. Estamos fortaleciendo la iglesia con una nueva organización con la creación de las vicarias episcopales territoriales; algunos podrían pensar que se va a debilitar la arquidiócesis, pero no es así, la creación de la nuevas vicarias va a fortalecer la arquidiócesis, no vamos a trabajar divididos, sino a repartir responsabilidades y vamos a multiplicar las comunidades, los agentes de pastorales, la misión, los servicios, para integrar más personas al trabajo y se dé la comunión y la participación, así la iglesia se dinamiza y va aumentando cada día. Otra nota característica con esta nueva estructura es que todos nos sintamos corresponsables de la marcha de la iglesia, que no es el trabajo de los obispos, sino de todos, sobre la base de los apóstoles. Para el 2018, queremos que inicie con nuevas fuerzas, con nuevo ardor, con mayor compromiso y sentido de pertenencia, de misión. Vamos a pedirles a los Santos Apóstoles Simón y Judas que nos acompañe y orienten en este nuevo camino que emprendemos en el 2018.¨

Con la bendición final, nos despedimos siendo todos invitados por el Padre Abrahán a las Caminatas Marianas 2018 en las vicarias y Distrito Nacional en sus horarios correspondientes.