Samuel David, nuestro primogénito, al igual que Daniel Sadí y Sarah Marie, fue un niño muy esperado y mimado desde el vientre de Dania, mi esposa. Recuerdo como le cantaba siempre todas las canciones de cuna que me sabía y otras que me inventaba con tal de expresarle cuanto le amaba, aun desde las 4 semanas de embarazo de mi esposa, porque sí, pues desde que hubo vida en su vientre sé que él a pesar de no tener desarrollados sus oídos ya me escuchaba y sentía.

Llegamos a la clínica a las 8:00am, hora acordada para el procedimiento de una cesárea, sin embargo dado que ese día hubo muchas otras pacientes nos pasamos toda la mañana en espera en la sala pre-parto.  Cuando ¡Al fin!, vienen a buscar a mi esposa y me dicen que no puedo pasar mientras la anestesiaban, algo que me preocupaba, sin embargo desde tempranito ya venía agarrado de mi madre espiritual, la Virgen María, por medio de la Oración, pidiéndole que intercediera ya que ella también vivió la experiencia de la espera y del parto.

Ese 07 de Marzo del 2014 a las 1:00PM, luego de haber entrado a la sala de cirugía para acompañar a mí esposa mientras se encontraba semi-anestesiada nació Samuel David. Me dijeron los doctores y enfermeras que fuera rápido a ver al niño el cual estaba tendido en una camita de recién nacido, con sus ojitos abiertos y la miradita perdida, hasta que le dije: ¡Hola Samuel David, hola! Y poquito a poco fijo su mirada a mis ojos, pues reconoció mi voz. Allí tuvimos un encuentro inolvidable, pues en sus tiernos ojitos estaba la presencia de Dios Amor que me decía: Te amo.

Hoy también está naciendo el niño más hermoso que ha venido a la tierra, su nombre es Jesús. María la Virgen le ha llevado en su vientre por 9 meses y ¡Ha llegado la hora de traerlo a la vida! José, su esposo, le acompaña en aquel pesebre mientras la Madre suda y sufre los dolores de parto, y luego de tanta ansiedad, llega la Paz al mundo, el Rey de reyes ha nacido ya. Vienen los magos y pastores a su encuentro, a traerle regalos y adorarle, y entre ellos también se acerca un joven moderno, con ganas de vivir y ser feliz, curioso de saber y ver lo ocurrido, y ese, y ese eres tú.  Y  “Vieron al niño y a su madre y lo adoraron” (Mt 2,11)

El niño divino ha nacido también para ti, para que le contemples y te llenes de luz, de armonía, de paz, de gozo. Hoy no te pide regalos, sino que le obsequies tu corazón, que le mires y le adores. Y quizás te preguntarás, ¿Cómo puedo hoy ver a Jesús para que nazca nuevamente en mi ser? Pues aquí algunas formas:

15 retos de navidad

  1. Escucha solo villancicos o musical clásica de navidad en este mes, mientras conduzcas, en el trabajo y en tu hogar.
  2. Asiste a un recital de navidad en familia (Ejemplo: Coro de la Catedral)
  3. Utiliza solo palabras positivas hacia tu esposo(a) e hijos. Destácales sus buenas cualidades.
  4. Visita un orfanato y dedica unas horas a jugar con los niños.
  5. Regala un juguete a un niño de la calle.
  6. Dale un abrazo a la persona que más te cuesta hacerlo.
  7. Asiste a Misa al menos dos días por semana.
  8. Ve una película de la natividad de Jesús en familia.
  9. Proponte hacer reír a alguien.
  10. Ve al Santísimo al menos por 30 minutos y guarda silencio. (Apaga el celular).
  11. Canta estas dos canciones de navidad completas al menos 1 vez en el mes: 1. Al mundo paz. 2. Noche de paz (Busca las letras y melodías y cántalas a modo karaoke)
  12. Reúnete con tu familia ampliada (padres, hermanos, tíos, primos, abuelos) para un angelito de cartas expresándose lo que más admiran el uno del otro.
  13. Aléjate del chisme, de la lujuria, de las burlas, de la mentira, de la violencia, de los vicios.
  14. Despierta temprano y antes de hacer cualquier otra cosa di en voz alta: Gracias Señor por regalarme este nuevo día de vida, por haberme permitido dormir cuando otros no han podido, por darme un lugar donde descansar, cuando otros no lo han tenido, por rodearme de seres queridos cuando hay otros que están solos, por darme ojos para ver, oídos para escuchar y boca para hablar, cuando otros no pueden, gracias Señor.
  15. Asiste y vive de manera consciente y participativa las Eucaristías del 24 y del 31 de Diciembre de tu parroquia.

Cuéntame cómo te fue con los retos: manuel.lamarche@gmail.com

¡Feliz navidad! Dios te bendice.

Manuel Lamarche